martes, 24 de septiembre de 2013

ESPOO CINE 2013: PARA ELISA


¿Qué sucede si se reúnen los siguientes elementos? Una vieja y recargada mansión, situada en la parte más antigua de una pequeña capital de provincia española y habitada, ésta,  por una “madre” y una “hija” un tanto particular.  Después están todos los juguetes que en ella se encuentran, algunos de porcelana, ganchillo y polvo, junto a otros de carne, piel y sangre humana. Y, por último, una contestataria estudiante universitaria, acostumbrada a salirse con la suya de una forma u otra, sin importarle demasiado lo que sucede a su alrededor… 

Al unir todos elementos sucede que, cuando la estudiante acude a una solicitud para cuidar niños, abrirá la esclusa de una historia, Para Elisa, película que, sin cortarse lo más mínimo, revuelve todos los tópicos del cine de género.

En la película de Janra Fernández, también autor del guión, hay madres e hijas psicópatas, dignas herederas de Blanche y “Baby” Jane Hudson; mansiones que recuerdan a la casa habitada por Norman Bates; juguetes de carne y hueso, similares a los creados por el profesor  Henry Jarrod; y una heroína que, sin necesidad de chillar –en el siglo XXI las víctimas, luego trasmutadas en supervivientes, ya no necesitan gritar como en el siglo pasado- acaba por saber cómo sobrevivir, aunque sea a costa de profanar un símbolo sagrado y consagrado.

No puede faltar el “novio” díscolo e insensible, que, a medida que va pasando el exacto metraje de la película –otra de las virtudes en el trabajo de Janra Fernández- cambia de actitud y se toma las cosas un poco más en serio, algo que no podrán decir los agentes de policía que aparecen retratados en el guión, más pendientes de los resultados futboleros que de lo que sucede en su aparente pacífica localidad.

Llegado el momento, cada cual se las apañará como pueda en medio de una de esas pesadillas que nadie querría vivir, pero que, tal y como está el mundo, puede suceder en cualquier parte. Ya se sabe que hay más locos sueltos que amarrados.

Para Elisa es un ejercicio de estilo muy bien hecho, sin pretensiones, ni vanos intentos de contar “la historia definitiva de género”. Su director y guionista recoge en los 74 precisos minutos de metraje todos aquellos tópicos que son de su agrado y los traslada a nuestra geografía, apoyado en una buena interpretación, sobria puesta en escena y mucho desparpajo, que todo hay que decirlo.

Al final, uno sabe que todo esto ya lo ha visto, pero no por ello se siente que ha perdido el tiempo, sino todo lo contrario. Es más, Para Elisa demuestra que, aunque tarde, se está pudiendo hacer cine de género, respetando las claves y la idiosincrasia propias de nuestro país sin necesidad de adornarlas más.
Si tienen una hora libre, acudan a una sala de cine y no se sentirán nada defraudados.


© Produccions del Primer Cinquena, 2013. 

No hay comentarios: