sábado, 12 de octubre de 2013

RESEÑAS INÉDITAS: EL GIGANTE DE HIERRO Y EL CABALLERO DEL DIABLO.

Durante la pasada edición del Gran Canaria Comicfest, me pidieron que escribiera las reseñas de las tres películas que se proyectarían durante el evento, reseñas que luego formarían parte de la información que ofrecería la página web del encuentro. Por una razón u otra, dichas reseñas nunca se llegaron a publicar, y de ahí que haya decidido rescatar dos de ellas, dado que ambas películas son muy recomendables.


Sin más, les dejo con El Gigante de Hierro y El Caballero del Diablo



¿Quién de pequeño no ha querido tener un robot que haga todo lo que uno quisiera? Imagino que habrá opiniones para todos los gustos, pero en el caso de Hogarth Hughes, un independiente y aventurero niño de nueve años, huérfano de padre, encontrarse con un enorme y alucinante robot llegado desde el espacio , va más allá de un sueño hecho realidad.

Claro que no estamos hablando de un robot tamaño R2D2, sino de una enorme mole de acero, la cual no tarda mucho en despertar las sospechas y los recelos de los paranoicos habituales que pululaban en la sociedad estadounidense de los años 50 del pasado siglo XX. De ahí que Hogarth y su nuevo amigo se vean envueltos en una persecución por parte del ejército norteamericano, empeñado en demostrar su poderío nuclear contra una amenaza que solo existe en sus oxidadas cabezas.

Tal y como termina siendo habitual, la megalomanía de quienes disfrutan destruyendo todo aquello que no entienden acaba por cobrarse víctimas, que poco o nada tenían que ver con la histeria desatada.

The Iron Giant, título de la película original, está basada en la novela The Iron Man, escrita en el 1968 por Ted Hughes y pone de relieve muchas de las incongruencias y la paranoia que dominó buena parte del mundo durante varias décadas, especialmente los años 50 y 60 del pasado siglo XX. Además, la película pasa por ser una de las mejores propuestas animadas de cuantas se han estrenado en los últimos quince años, a pesar de que el público general la ignoró de una forma ignominiosa.




A finales de los años ochenta del pasado siglo XX, la cadena de televisión por cable HBO estrenó una serie de televisión basada en las colecciones de terror y suspense de la editorial E.C. bajo el título Tales from the Cript en EE.UU, e Historias de la cripta en España. La serie, bastante fiel al original gráfico, y con una buena dosis de violencia, sexo y humor ácido, se prolongó durante 93 episodios, a lo largo de siete temporadas. Durante ese tiempo, actores de la talla de Daniel Craig, Benicio del Toro, Ewan McGregor, Demi Moore y Martin Sheen, por citar algunos, trabajaron a las órdenes de directores tan conocidos como Richard Donner, Robert Zemeckies, Walter Hill, Tobe Hooper, Tom Hanks o Arnold Schwarzenegger.

En 1995, la serie dio el salto a la gran pantalla con la primera de la que iba a ser una trilogía cinematográfica; es decir, Historias de la cripta: Caballero del diablo. Lamentablemente, esa trilogía nunca se llegó a realizar como estaba previsto en un principio.

Historias de la cripta: Caballero del diablo es, al revés de lo que ocurría en la serie de televisión, una historia que tiene muy poco que ver con las tramas de las series gráficas de la editorial E.C. Aun así, su argumento te engancha desde el principio no solo por el ritmo que le sabe imprimir su director, Ernest Dickerson, sino por lo bien resueltas que están las situaciones por parte de los actores protagonistas.

En cuanto a los protagonistas, éstos son Billy Zane, William Sadler y una joven Jada Pinkett Smith, quien da la réplica a estos dos actores que, también, bordan sus antagónicos papeles, los cuales representan al bien y el mal.

En la película hay demonios y seres poseídos, pesadillas, desmembramientos, sangre por doquier y una clarísima referencia bíblica, excusa argumental sobre la que se sostiene toda la trama y que la sitúa un paso por delante de la fuente original.

Historias de la cripta: Caballero del diablo fue una película que, en su día, pasó muy desapercibida y que merece ser rescatada no solo por el homenaje que brinda a la editorial E.C., la fuente original, sino por ser una producción de género más que recomendable, digna de ser tenida en cuenta.

© Warner Bros. Feature Animation & Warner Bros. Family Entertainment, 2013 
© HBO, 2013

No hay comentarios: